Diocesis de Escuintla


-???-

Mensaje Diocesano
Domingo 18º. del Tiempo Ordinario

Diócesis de Escuintla
2 de Agosto del 2015




------------------------------------------------------------------------------------
EL ALIMENTO VERDADERO


Queridos Hermanos y Hermanas:


A partir del Domingo pasado, la Iglesia nuestra Madre y Maestra nos ha propuesto en cinco domingos, la lectura del Evangelio según San Juan, precisamente en el importantísimo capítulo 6: la revelación de Cristo al mundo como el “pan bajado del cielo, como alimento verdadero para tener vida eterna”. Es una de las enseñanzas más importantes para la vida cristiana, y al mismo tiempo uno de los misterios más grandes de la Fe: ¿cómo es posible que el Hijo de Dios se dé a nosotros en un alimento tan sencillo como es el Pan Eucarístico?. Desde el principio este gran regalo del Señor ha encontrado incredulidad y hasta oposición. Es más, algunos grupos que se llaman cristianos o cercanos al cristianismo (Mormones, Testigos de Jehová) dicen “celebrar la cena del Señor, o el recuerdo de la Cena” pero niegan en el fondo, al igual que los judíos como veremos dentro de cuatro domingos, que “el Pan verdadero sean el Cuerpo y la Sangre del Señor”. Pero es la gran verdad, el gran regalo de Dios al mundo: Cristo no nos ha dejado ideas o enseñanzas vagas, no nos ha dejado una fundación social llamada Iglesia: Él está con nosotros presente en el banquete del pan del cielo que tenía ya una promesa en el Antiguo Testamento: el pan que cayó en desierto, el maná (de dos palabras: ma = ¿qués es? Y nah = pues…¿qué es es pues, esto?. Era tan solo una figura de Aquel que también vino del cielo, Jesucristo, para saciar no un hambre solo material, sino el “deseo de la vida, la verdad, la felicidad auténticas”. Es por ello que hoy estamos invitados a contemplar en el Evangelio: 1) La actitud humana, si bien de necesidad, de “hambre de pan material” que se convierte en un interés material: fueron corriendo a buscar al Señor para tener más panes; 2) Cristo aclara esa actitud y pide que le busquen a Él mismo, no a los dones materiales. Una invitación que ellos no comprenden y comienzan a hacer preguntas sobre lo que Dios quiere de sus vidas; 3) Como se pensaba que en el desierto “Moisés había hecho caer pan del cielo” Jesús enseña que “ha sido el Padre quien ha dado el pan verdadero”: ese pan, es decir ese alimento es el mismo Señor Jesús, que se ofrece en su Palabra pero que sobre todo se da plenamente en la Eucaristía. La enseñanza es clara: 1) No podemos ir a Dios “buscando en primer lugar cosas o bendiciones o prosperidades como las que ofrecen hoy las sectas”: nuestra Fe, nuestro seguimiento debe ir hacia Él como al mejor alimento, el que en el fondo busca nuestro corazón: como bien decía San Agustín: ¿Y que es lo que el alma más desea sino la verdad?. Como alimento, Jesucristo es Camino, Verdad y Vida; 2) El Señor afirma: “Quien viene a mí no tendrá hambre ni sed”: recordemos a los cristianos no católicos que han perdido tanto el sentido verdadero de la Biblia, pero también el Pan bajado del cielo, el misterio Eucarístico. Y que la comunión con el Pan de vida nos lleve a compartir con los demás el pan también material, como signo de nuestra comunión con Dios.



Obispo de Escuintla se pronuncia por contaminación de río

El Obispo de Escuintla, Monseñor Víctor Hugo Palma, pidió que las empresas instaladas en ese departamento asuman su responsabilidad social y que utilicen bien los recursos naturales, esto lo indicó el religioso ante los últimos acontecimientos de contaminación de un río en Masagua, donde han muerto cientos de peces.

ARCHIVADO EN:
contaminación en ríos, Escuintla, Masagua, Muerte de peces
Por Enrique Paredes / Escuintla
de Julio de 2015 a las 17:40h


Monseñor Víctor Hugo Palma -al centro- se hace acompañar de dos religiosos, durante sus declaraciones respecto de la contaminación en el río La Mora. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)


Las declaraciones las dio luego de que concluyera una misa en la iglesia de la colonia Los Portales ubicada en la zona 3 de Escuintla, donde lamentó la contaminación del río La Mora el cual es utilizado por pobladores de aldea San Miguel Las Flores, Masagua.

Enfatizó que las empresas deben de tener la responsabilidad social y que el mayor problema es evadirla. “Hay que darle especial resonancia a las
acciones humanas que afectan a la naturaleza,que el mundo está contaminado”, manifestó.
Resaltó que la situación del río La Mora debe ser asumida con responsablemente y autoridades se deben involucrar.
Monseñor resaltó que en Escuintla existen 550 fincas y que por ello es una tierra productiva; sin embargo, la economía también debe enfocarse a lo ecológico.
“El papa Francisco ha dicho que la Tierra evidentemente está sufriendo los efectos de una
contaminación nos ha llevado a cambios climáticos”, expresó.
“Estoy seguro que muchos de los empresarios no son monstruos, son seres humanos, pero el llamado va también para asumir esta responsabilidad en un ambiente tan productivo, sobre todo en beneficio de los más pobres”, manifestó.
Comentó que integrarán un foro para que participen líderes comunitarios y otros sectores de la sociedad. Resaltó que la historia social de Escuintla es compleja y que la pastoral social y de medio ambiente de la iglesia están abiertos a prestar el apoyo necesario para escuchar y plantear las cosas de forma integral.


Inicio | Pastoral Vocacional | Directorio de la Diocesis | Escribenos | Actualidad | -???-


-???- | -???-